Free Web Site - Free Web Space and Site Hosting - Web Hosting - Internet Store and Ecommerce Solution Provider - High Speed Internet
Search the Web

 

 

Análisis detallado de imágenes computarizadas de Thutmosis IV, Tutankhamon y Amenhotep III

 

Tan importante como los datos angulares y métricos, son los menos numerosos rasgos de los encéfalogramas. Examinaremos los esquemas computarizados de Thutmosis IV y Tutankhamon con la imagen sobrepuesta del supuesto cráneo de Amenhotpe III, hallado en el artículo de Edward Wente "Quién era Quién entre las Momias Reales", publicado en las "Noticias y notas del Instituto Oriental", Nº 144, Winter 1995, y disponible en la red:

http://www.oi.uchicago.edu/OI/IS/WENTE/NN_Win95/NN_Win95.html

Las imágenes pueden ser vistas en:

http://www.oi.uchicago.edu/OI/IS/WENTE/NN_Win95/NN_Win95_fig6.html

http://www.oi.uchicago.edu/OI/IS/WENTE/NN_Win95/NN_Win95_fig7.html

 

La primera cosa que un antropólogo podría notar es la elevación de los cráneos de Thumosis IV y Amenhotep III (?). Esto le da una apariencia redondeada al cráneo. El cráneo de Tutankhamon es bastante excepcional como puede verse en la imagen de rayos X. El cráneo elevado y la apariencia redondeada son caracteres comúnmente asignados al fenotipo Africano Sub-Sahariano. En comparación, los cráneos "Caucasoides" son generalmente rectos y la parte superior tiene una apariencia de tipo oblongo (ver Stephen Molnar, "Variación Humana: razas, tipo y grupos étnicos", Englewood Cliffs, NJ; Prentice Hall, 1992; Juan Comas, "Manual de Antropología Física", Springfield, Illinois; Thomas, 1960).

 

Noten el contorno recto a lo largo de la parte superior del cáneo de la imagen de la izquierda. El cráneo Egipcio tiende a elevarse cerca de la cúspide. El cráneo de Amenhotep III está representado por la línea punteada.

De acuerdo a los estándares de Gill y otros, en "Variación cráneo-facial en la identificación racial forénsica", ("Osteología forense: avances en la identificación de humanos", Kathleen J. Reichs, Springfield, Illinois, EE.UU.; Thomas, 1986), un mentón huidizo es típico del "fenotipo Negroide". El mentón Caucasoide aparece más redondeado, con una forma de pera, visto lateralmente, bilateral y prominente. El mentón en personas de ancestro Africano Sub-Sahariano comúnmente es más largo y apuntado hacia abajo, con líneas relativamente rectas. Como normalmente es más reducida que la dentición superior, la apariencia huidiza es muy ostensible. La siguiente ilustración muestra un típico mentón Caucasoide al lado de los croquis de Amenhotep III y Tutankhamon.

 

 

Noten no solo el huidizo y agudo mentón de los dos faraones de la derecha, sino también la empinada inclinación desde el gonion al mentón, a lo largo de la mandíbula (la inclinación hacia abajo desde la mandíbula al mentón). En comparación, la mandíbula del cráneo de la izquierda es mucho menos inclinada (S. Rhine "Comparación craneal no-métrica": G. W. Gill y S. Rhine (editores): "Atributos esqueléticos de la razas": "Métodos para la antropología forense". Albuquerque, New Mexico: Maxwell Museum,1990; 4: 9-20; C. J. Kowalski, C. E. Nasjleti, G. F. Walker; "Diagnósticos diferenciales de las poblaciones adultas blancas y negras". Angle Orthodontist 1974; 44: 346-350).

En adición al abrupto mentón vertical y la mandíbula inclinada, uno puede fácilmente reconocer el alto grado de protrusión incisal encontrado en Tutankhamon y Amenhotep III (ver Kowalski y otros; R. A. Drummond "Una determinación de la normas encefalométricas para la raza Negra", Am J. Orthod 1968; 54: 670-682).

La ilustración de abajo muestra claramente las mandíbulas inclinadas; los incisivos protrucidos; el prognatismo y los mentones huidizos y angulosos de los Faraones. Las dos líneas verticales de la figura de la izquierda muestra el prognatismo del maxilar y la mandíbula, y el huidizo mentón de Thutmosis IV. Las dos líneas interiores del dibujo de la derecha, enseñan el mentón altamente huidizo y el prognatismo alveolar de Tutankhamon. Las dos líneas exteriores muestran el prognatismo maxilar y alveolar de Amenhotep III. El mentón de este último, es también mayoritariamente huidizo, a pesar que el gonion de alguna manera intersecta el plano del punto A.

También visible en los cráneos de Thutmosis IV y Amenhotep III son las glabelas suavemente prominentes (la pequeña prominencia justo arriba de la nariz y entre las cejas). Estas muestran alguna relación con los restos Nubios hallados en Wadi al-Halfa y los sitios SMU en Nubia y Sudán.

La imagen de arriba muestra la inusual región occipital de estos tres Faraones. Hay preeminencias superiores e inferiores, y el contorno es muy aplanado, provocando angulos agudos. Ambos, Africanos sub-Saharianos antiguos y modernos a menudo poseen "proyecciones occipitales" producidas por el aplanamiento de la región lambdoide. Tales ejemplos son encontrados en muchos antiguos sitios Nubios y Sudaneses. Posiblemente la forma del occipucio deriva de la proyección occipital, o de alguna manera podría ser solo incidentalmente similar.

Del examen de estas imágenes, podemos ver que Thutmosis IV, Tutankhamon y Amenhotep III poseían una fuerte afinidad Africana tropical. Eventualmente, otras imágenes de rayos X producidas por Harris y Wente serán estudiadas aquí.

 

 | Volver al Indice |